Seamos realistas luchemos por lo imposible

Seamos realistas, luchemos por lo imposible

Resultado de imagen para seamos realistas pidamos lo imposible

Max Weber entendía la política como una actividad orientada a la transformar la realidad. Un servicio a la sociedad, a los otros y al mundo. Todo lo contrario a cómo la conciben y practican nuestros políticos profesionales que, salvo excepciones, se sirven de la política para sus intereses personales y corporativos.

En 1919 Max Weber pronunció una conferencia que tuvo por nombre: “La política como vocación”. De esta conferencia extraigo su último párrafo, en que se condensa su idea respecto del valor de la política como vocación, su íntima relación con una lucha transformadora y, fundamentalmente, la importancia de seguir teniendo esperanzas cuando todo parece teñido de desesperanza e imposibilidad. La moraleja de sus palabras es: si no soñamos lo imposible, jamás lograremos que algo se haga posible:

“La política consiste en una dura y prolongada penetración a través de tenaces resistencias, para la que se requiere, al mismo tiempo, pasión y mesura. Es completamente cierto, y así lo prueba la Historia, que en este mundo no se consigue nunca lo posible si no se intenta lo imposible una y otra vez. Pero para ser capaz de hacer esto no sólo hay que se un caudillo, sino también un héroe en el sentido más sencillo de la palabra. Incluso aquellos que no son ni lo uno ni lo otro han de armarse desde ahora de esa fortaleza de ánimo que permite soportar la destrucción de todas las esperanzas, si no quieren resultar incapaces de realizar incluso lo que hoy es posible. Sólo quien está seguro de no quebrarse cuando, desde su punto de vista, el mundo se muestra demasiado estúpido o demasiado abyecto para lo que él le ofrece; sólo quien frente a todo esto es capaz de responder con un “sin embargo”; sólo un hombre de esta forma construido tiene “vocación” para la política”.

Nota: Las ideas contenidas en “La política como Vocación”, fueron expuestas en una conferencia pronunciada, por invitación de la Asociación Libre de Estudiantes de Munich, durante el invierno revolucionario de 1919, y van así marcadas con la inmediatez de la palabra hablada. Esta conferencia formaba parte de un ciclo, a cargo de diversos oradores, que se proponía servir de guía para las diferentes formas de actividad basadas en el trabajo intelectual a una juventud recién licenciada del servicio militar y profundamente trastornada por las experiencias de la guerra y la posguerra. El autor completó más tarde su exposición antes de darla a la imprenta y la publicó por vez primera en su forma actual durante el verano de 1919. (Nota de Marianne Weber, en Heidelberg, agosto de 1926).

José Luis Lens

Doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación. Actualmente, Profesor Titular de la Cátedra de Educación Popular en la FCH-UNCPBA y Profesor Adjunto de Ciencias Políticas en la UBA-CBC.

Deja un comentario