Neoliberalismo

Las burdas mentiras de los talibanes libertarios del oligarquismo frente al triunfo del Frente de todos

Las burdas mentiras y manipulaciones de los talibanes libertarios del oligarquismo frente al triunfo del Frente de todos

Resultado de imagen para gano el frente de todos

Las oligarquías, para mantener y acrecentar sus ansias de dominio, que llevan inscritas en su ADN, tienen que convencer al pueblo de que sus ideas y proyectos son los mejores para el conjunto de la población. Como en realidad su proyecto es dominador, por lo tanto sólo bueno y favorable para las minorías, y de ninguna manera van a renunciar al poder que poseen, no tienen otra salida que recurrir al engaño y la colonización de las subjetividades del amplio campo popular. Están obligadas a ganar su consenso, para lo cual deben necesariamente recurrir a la mentira y la manipulación .

Resultado de imagen para Lorenzo Bernaldo de Quirós

El control hegemónico de los medios de comunicación y de las redes sociales que, como sectores dominantes poseen, permiten que los mensajes de las oligarquías, que no tienen patria y carecen totalmente de una visión humanista del mundo, tengan un gran poder de llegada y convencimiento sobre importantes sectores del amplio campo popular de las sociedades que padecen de ignorancia política. No obstante, sus mentiras, muchas veces burdas, pueden ser desmotadas con facilidad. Tomamos para ello, una editorial de un diario español, La Vanguardia, cuyo autor pertenece, sin duda a la cofradía de talibanes del neoliberalismo. Veamos las mentiras y falacias argumentales de Lorenzo Bernaldo de Quirós, frente a la victoria del peronismo unido en la elección del 27/10/2019 en nuestro país, la Argentina. Dice este neoliberal libertario:

“Con una Argentina al borde del colapso financiero, el retorno al poder del peronismo kirchnerista es una verdadera tragedia para la república austral y para una Latinoamérica inmersa en una ola de revueltas desestabilizadoras contra las democracias de la región”[1].

Este párrafo, como todos los que veremos, es bastante esclarecedor respecto de la intencionalidad manipuladora de estos personajes, que se dicen periodistas y, en realidad, son intelectuales orgánicos de los dominadores.

Primera falacia argumental. Argentina no está al borde de un colapso financiero, sino que ya ha colapsado económica y financieramente. ¿Y quién es el responsable del este colapso? Sin duda, el modelo neoliberal que aplicó durante cuatro años Cambiemos, la alianza de la derecha neoliberal que nos viene gobernando.

Segunda falacia. El retorno del peronismo al poder no es ninguna tragedia, ni para la Argentina y, menos aun para Latinoamérica. Al contrario es una enorme esperanza de recobrar una vida digna para las mayorías hambreadas por el proyecto neoliberal, así como comenzar a reconstruir la unidad de nuestra región.

Tercera falacia. Los estallidos sociales de Ecuador y Chile no son revueltas desestabilizadoras de las democracias de la región, sino verdaderos pronunciamientos y pobladas populares, intensamente masivas, contra la opresión del modelo neoliberal.

Cuarta falacia. Las mentadas democracias de Bernaldo de Quirós no son verdaderas democracias, sino auténticas oligocracias, pues quienes tienen el poder son los grupos dominantes y no los pueblos. ¿Cómo hablar de democracia en sociedades donde las oligarquías hegemonizan los medios de comunicación, aniquilando el derecho a la información de los pueblos? No hay democracia donde las poblaciones no tienen derecho a informarse de lo que pasa en ellas. Y esto es lo que ocurrió y ocurre en la Argentina, en Chile, en Brasil, en Colombia y en todas las democracias liberales de nuestra región.

“La derrota de Macri era la crónica de una muerte anunciada. Su estrategia gradualista, orientada a modernizar y reformar la economía, estaba condenada al desastre. Cuando un gobierno con vocación reformista se enfrenta a una montaña de problemas como los heredados de quienes ahora han vuelto a la Casa Rosada y en un país infectado desde hace décadas por el populismo, la única política con opciones de éxito es una terapia de choque, una radical ruptura con el statu quo, nunca el gradualismo”.

Mentiras por doquier. Lo único que se le debe criticar a Macri, lo único que debemos reprocharle, según Bernaldo de Quirós, es su falta de gradualismo. Según este periodista, Macri tenía una intención reformista, pero claro, se encontró con una montaña de problemas heredados del gobierno anterior y, especialmente, de la infección populista de décadas, y se equivocó. Pero no se equivocó porque destruyó la industria, el salario, el empleo, creó una deuda monumental que se fugó casi en su totalidad y aumentó la pobreza y la inflación de una forma notable, sino porque no llevó a cabo una terapia de choque, esto es, sin eufemismos, un gran ajuste inicial. Pero la verdad detrás de esta mentira es clara, Macri nunca tuvo una intención reformista, sino todo lo contrario, sus intenciones siempre fueron destructivas, ajustadoras, depredadoras y saqueadoras. En una palabra nunca tuvo buenas intenciones.

“El desengaño generado por la centroderecha se va a utilizar/interpretar como el fracaso de un liberalismo que jamás se aplicó”.

Y aquí una gran falacia manipuladora, que los economistas libertarios ya comienzan a repetir como una letanía. Se trata del discurso para despegar al neoliberalismo de este fracaso y atribuírselo exclusivamente a Macri. Y fíjense, ni siquiera criticando el desastre que causó, sino porque no aplicó una terapia de shock. Y de pasó acusar a los que estamos en la vereda de enfrente de la derecha neoliberal, de que nos vamos a apropiar del error de Macri para intentar destruir al modelo depredador que están intentando instalar en la región a sangre y fuego.

No hay duda de que el neoliberalismo en la Argentina, con el gobierno, además, saqueador, del embustero y estafador serial Mauricio Macri, produjo daños irreparables en el tejido social, la industria, el comercio y, fundamentalmente, en el pueblo. Decimos. “además”, porque algunos mal intencionados, como aquí Bernaldo de Quirós, quieren salvar al neoliberalismo, achacándole el desastre producido en la Argentina a una supuesta impericia política de Mauricio Macri. No es así, Cambiemos es una coalición de la derecha neoliberal, que fue motorizada y apoyada por Washington, El FMI, las corporaciones multinacionales, el sistema económico-financiero global, el círculo rojo local y todos los libertarios de nuestro país. Es claro que Macri le agregó al proyecto neoliberal, sus escandalosos negocios usando el Estado, el saqueo personal con sus socios y testaferros y su inocultable incompetencia y desinterés por la política. Pero que nadie diga que Macri no es un neoliberal[2], porque no tendrá fundamentos para sostenerlo.

“Esto abona la puesta en marcha de medidas que sin duda alguna tendrán un efecto demoledor sobre la economía y sobre la sociedad argentina pero cuyo mensaje para la opinión pública es evidente: no hay alternativa al modelo colectivista”.

Aquí la manipulación viene con una táctica típica de la derecha neoliberal: desparramar fatalismo por doquier. Las medidas que tomará el nuevo gobierno populista, dice este periodista subordinado a la derecha neoliberal, tendrán un efecto demoledor sobre la economía y la sociedad argentina. ¡¡Qué tremendo cinismo!! Cómo si la sociedad argentina ya no hubiera sido arrasada por el tsunami de recetas del neoliberalismo que aplicó Macri. Y aquí no hablamos de lo que vendrá, sino de lo que ya ocurrió y está a la vista.

“La única esperanza es que, como a Saulo camino de Damasco, Adam Smith se aparezca ante el nuevo presidente, este caiga del caballo populista y vea la luz”.

Sigue la inyección de fatalismo, ¡la única esperanza es el neoliberalismo!! La única luz está en modelo de sociedad que sólo genera desigualdad, hambre y miseria por doquier.

“El peronismo destruyó el sistema político y económico de un país que había sido libre y próspero”.

Señor Lorenzo Bernaldo de Quirós, usted es un gran ignorante de la historia argentina. Con qué argumentos va a fundamentar que en los períodos de gobierno peronista la argentina fue un país esclavo y decadente. Todo lo contrario señor Quirós, el desarrollo, la prosperidad y el ascenso social siempre vinieron de la mano del peronismo.

“La tentación del presidente electo y de su Gabinete será emprender una fuga hacia delante. Es impensable que el matrimonio Fernández-Kirchner ponga en práctica el programa económico que Argentina precisa. Esta opción ha quedado desacreditada tras el fiasco de la Administración Macri, y más con la participación del FMI, institución odiada en la república austral. En este marco, el riesgo real es una acentuación de la estatización y del cierre al exterior de la economía, acompañada por una alianza con las fuerzas y estados que en la actualidad están involucrados en el proceso de desestabilización que azota a las frágiles democracias de la región”.

Pero señor Bernaldo de Quirós, no sea tan básico!!, es claro que el gobierno de Alberto Fernández no va a poner en práctica un programa económico neoliberal!! Es obvio que el gobierno peronista no va a hacer lo que le interesa al sector de poder que usted representa, que es la derecha neoliberal globalizadora que responde a los intereses de Washington.

“Esa hipótesis es, por lo demás, muy atractiva para un país que siempre ha aspirado a desempeñar un papel relevante en la antigua América española. Sin base económica para hacerlo, lo hará enarbolando las banderas de la lucha contra el imperialismo capitalista. Esta será además su seña de identidad frente a su gran adversario histórico en el Cono Sur, Brasil, gobernado además por un enemigo ideológico, Bolsonaro, símbolo de la peor derecha capitalista. Cuando la casa se incendia y no se está dispuesto a apagar el fuego, sino a arrojar más gasolina sobre él, la opción racional es extender el incendio. Malos tiempos para Argentina y para toda Hispanoamérica”.

Malos tiempos, señor Bernaldo de Quirós!!, pero para usted y, especialmente, para la derecha neoliberal, porque los ajustados del patio trasero comenzaron a decir: ¡¡basta ya!!

  1. Todos los párrafos en cursiva fueron extraídos de la editorial:”Argentina no tiene solución”. Diario La vanguardia (España).Por Lorenzo Bernaldo de Quirós. 01/11/2019.
  2. Es un neoliberal mafioso, lo que le otorga una característica especial.

José Luis Lens

Doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación. Actualmente, Profesor Titular de la Cátedra de Educación Popular en la FCH-UNCPBA y Profesor Adjunto de Ciencias Políticas en la UBA-CBC.

Deja un comentario