Cuando el dominador se instala dentro de nosotros dejamos de ser libres

Cuando el dominador se instala dentro de nosotros dejamos de ser libres

Resultado de imagen para Paulo Freire frases de pedagogía del oprimido

Lo peor que nos puede pasar es que el dominador se instale dentro de nosotros. Mientras el dominador esté afuera lo podemos combatir, podemos luchar en su contra por más duro que resulte. Pero cuando se instala en nuestro interior, cuando conquista nuestro espíritu y subjetividad, entonces, ya la lucha no es posible y nuestra subordinación y falta de liberad se concreta definitivamente. Como los ejemplos lo aclaran todo y para muestra basta un botón, he aquí uno relacionado con el discurso de los dominadores. Hace unos días el Ministro de Transporte Guillermo Dietrich nos ilustró con una anécdota muy pedagógica. Dijo el Ministro en una entrevista televisiva que le hiciera el pseudo periodista ultramacrista Eduardo Feinmann:

“Conocí a Diego, perdón que traiga estos cuentos pero son personas de carne y hueso que conozco a diario. Y me decía que vivía mucho mejor antes. Diego me dijo que vivía mucho mejor porque pagaba menos luz, menos gas y tenía más trabajo porque decayó el trabajo por las importaciones. Me decía que se tuvo que achicar, pero que vivían una ficción”. Y terminó su reflexión con: “La inteligencia emocional que tiene Diego es muy profunda”.

Resultado de imagen para Paulo Freire frases de pedagogía del oprimido

Fijémonos cuál es el objetivo del “cuento” de Dietrich, que es una expresión más del cuento chino de Cambiemos. Sencillamente, y aunque parezca mentira, la idea es que aceptemos que vivir mal nos conviene. Que jodernos es lo mejor. Es increíble, pero es así. Que lo que vivimos era una ficción. Que tener una buena calidad de vida es un error. Que debemos tener la inteligencia emocional para darnos cuenta de que debemos concluir que lo que nos pasó era una fantasía y que debemos despertar de ese sueño imposible. Y no me digan que este discurso no caló en mucha gente. Me cansé de escuchar de muchas personas que hoy no pueden pagar las tarifas de luz y gas, que antes pagaban poco y que esa realidad no era lógica, que no podía ser.

Esto es, ni más ni menos, que la manipulación de la subjetividad popular. Mientras el dominador está afuera, estamos mal, sufrimos y luchamos, pero seguimos siendo libres. Pero cuando el dominador se instala en nosotros, cuando lo internalizamos, entonces, dejemos de serlo. Tenemos que saber que la elevación del nuestro nivel de alfabetización política es el mejor antídoto contra la colonización de la subjetividad que promueven las oligarquías, en nuestro caso el contubernio Cambiemos-Grupo Clarín-Embajada de los Estados Unidos.

José Luis Lens

Doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación. Actualmente, Profesor Titular de la Cátedra de Educación Popular en la FCH-UNCPBA y Profesor Adjunto de Ciencias Políticas en la UBA-CBC.

Deja un comentario