Neoliberalismo

Quieren que nos resignemos y desmoralicemos

Quieren que nos resignemos y desmoralicemos, pero no lo van a lograr!!

Resultado de imagen para profecía autocumplida

 

Un fantasma recorre la Argentina: El fantasma Cristina. Todos los reaccionarios de la vieja política se han unido en un Contubernio para acorralar a ese fantasma: el macrismo fracasado, saqueador y entreguista, los poderes fácticos que viven del Estado y la entrega de la Patria, los medios de comunicación monopólicos, con el Grupo Clarín a la cabeza, el periodismo mercenario y cipayo, el radicalismo sometido y servil a Cambiemos, el sindicalismo colaboracionista, el peronismo traidor. ¿Qué oposición no ha sido acusada de kirchnerismo por el macrismo y sus acólitos? ¿qué oposición, a su vez, no ha lanzado a sus adversarios de derecha o izquierda el hiriente y estigmatizante epíteto de kirchnerista? De aquí resulta una triple enseñanza:

  1. El kirchnerismo está reconocido como la única fuerza política que puede oponerse con éxito al macrismo saqueador, por “todos” los grupos políticos, económicos y culturales del país.
  2. Ha llegado el momento de que los kirchneristas expongan a toda la Argentina su verdad, que está escrita en la historia, que opongan a la leyenda del fantasma, todo lo realizado a pesar de las presiones y los condicionamientos a que fueron y son diariamente sometidos y desmonten las burdas mentiras con que el oficialismo engaña a los sectores populares afectados de ignorancia política.
  3. Que debemos luchar denodadamente contra la resignación y la desmoralización que intenta infundir en la población a toda hora la coalición anti patria que está destruyendo a la Argentina y a su pueblo.

Resultado de imagen para El fantasma Cristina

La mentiras, burdas e infantiles del Contubernio, se aprovechan del bajo nivel de alfabetización política de una parte importante de la población que conforma el campo popular. La primera de todas, la instalación del concepto de “populismo”, al que se le asignó un caprichoso significado: Populismo es distribuir riqueza sin crearla. Distribuir derechos y recursos entre los sectores populares, pero sin crear la riqueza que lo debe posibilitar. Por lo tanto, el populismo kirchnerista es el culpable del déficit fiscal (que aumentó con el macrismo). El kirchnerimo fue y es “populismo”. Tremenda mentira!! En los 12 años del kirchnerismo la industria nacional creció un 105 %. Mientras el kirchnerismo creó toda esta riqueza, durante los tres años del macrismo se cerraron casi 10.000 pymes (se cierran 25 pymes por día).

El “riesgo Cristina”, otra mentira[1] descarada y burda, que no resiste el menor análisis y con la cual engañan vilmente a los analfabetos políticos: el riesgo país sube porque los mercados temen que gane Cristina. El riesgo país sube porque este gobierno se endeudó como nunca antes en toda la historia de la Argentina. Se endeudó para la fuga de capitales, ni un mísero dólar para beneficio del pueblo. No sólo se endeudó quedando virtualmente en cesación de pagos, sino que no ofreció ni ofrece ningún plan de desarrollo y expansión económica que les permita vislumbrar a los acreedores la más mínima posibilidad de pago de la impresionante deuda. No obstante, el riesgo es Cristina!! ¿Qué miserables caraduras!! Cómo se aprovechan de la pobre ingenuidad de la gente!! Dan asco moral!! Miente, miente, que algo quedará!!, es la recomendación goebbeliana del asesor Durán Barba a los saqueadores entreguistas.

Parece que tienen todo el poder, que pueden hacer lo que quieran, lo que promueve, como lo estamos viendo, un estado de resignación, apatía y desmoralización en mucha gente, pero no es así. No sólo no tienen todo el poder, sino que están débiles. No nos olvidemos que el estado de resignación, apatía y desmoralización de la subjetividad de una parte de la población tiene su explicación en su bajo nivel de alfabetización política, que la debilita notablemente. Las burdas mentiras del macrismo sólo pueden tener efecto en una población que padece de ignorancia política y, por lo tanto, es presa fácil del marketing del embuste.

Los pueblos tiene un poder enorme, basta ver cómo el gobierno neoliberal francés tuvo que dar marcha atrás en su ajuste, mucho menor al que estamos sufriendo nosotros en la Argentina, frente a los chalecos amarillos. Esto reveló que su nivel de tolerancia al ajuste es bastante menor que el nuestro. Mostró que no aceptan la resignación como moneda de cambio, que no se desmoralizan fácilmente, que están dispuestos a luchar contra la despreciable y nefasta filosofía neoliberal y sus prácticas políticas deshumanizadoras.

La resignación, el escepticismo, la apatía, el conformismo y la desmoralización son los ingredientes de la profecía autocumplida: si como pueblo creemos que no tenemos poder, acabaremos fatalmente no teniéndolo y sucumbiendo a los designios del neoliberalismo.

Las cosas pueden estar mal y, a veces, muy mal, pero lo peor que nos puede suceder es caer en la trampa del fatalismo que la derecha conservadora nos tiende a cada paso. Ni escepticismo ni resignación, LUCHA!!

Cómo no sentir una gran emoción al palpitar este grito de dignidad de Paulo Freire:

“Reconozco la realidad. Reconozco los obstáculos, pero rechazo acomodarme en silencio o simplemente ser el eco vacío, avergonzado o cínico del discurso dominante”[2] (Freire, P. 1997: 55).

  1. Para obtener información fidedigna, esto es, datos de fuentes oficiales que desmienten el “populismo” que le adjudica el oficialismo al gobierno kirchnerista, les dejo el programa del Destape.web del domingo 23-12-2018:

    https://www.youtube.com/watch?v=50Wi7cWUPNg&feature=push-lsb&attr_tag=p9s25uckwcWe3vIx%3A6&fbclid=IwAR0p0th6fvXK1kHevvlaIbghwt7JymeNmHshh7O9PrQ8lX274yVyXF8WmXM

  2. FREIRE, P. (1997): A la sombra de este árbol. Barcelona: El Roure. Página 55.

José Luis Lens

Doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación. Actualmente, Profesor Titular de la Cátedra de Educación Popular en la FCH-UNCPBA y Profesor Adjunto de Ciencias Políticas en la UBA-CBC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *