Neoliberalismo

Esta pandemia tiene un trasfondo oscuro que los medios hegemónicos ocultan

Esta pandemia tiene un trasfondo oscuro que los medios hegemónicos ocultan

Eduardo Feinmann on Twitter: "Christine Lagarde deja el FMI para ...

Esto no es nuevo, el comando neoliberal global tiene muy claro que, para poder manipularlos, los pueblos no deben enterarse de muchas cosas. Las brujas no existen, pero que las hay las hay. No es el momento de realizar análisis de posibles conspiraciones, pero hay muchos datos como para prender el sospechómetro.

Una sola sospecha, hay muchas más. Christine Lagarde, ex Directora del FMI, dijo: “Los ancianos viven demasiado y es un riesgo para la economía global. Tenemos que hacer algo y YA”. El furibundo ataque global del talibanismo neoliberal a las pensiones y jubilaciones es un hecho indiscutible. Los pueblos del mundo están en pie de guerra contra la reducción de las pensiones y jubilaciones, así como del aumento de la edad para retirarse. Antes de la pandemia Francia entera estaba en huelga contra el ataque de Macrón a las pensiones de los franceses. Carlos Melconián, talibán neoliberal si los hay, aquí en nuestro país, no dejaba de lamentar, en sus conferencias show, cuánto se llevaban del PBI las pensiones y jubilaciones. No es posible, decía, en clara alusión a la universalización de la jubilación realizada por Cristina Fernández, que gente que nunca trabajó se lleve el 7% del PBI. Y estas son evidencias indiscutibles.

Entonces, ¿es descabellado pensar esto? El comando neoliberal global está realizando una limpieza genocida, al estilo nazi, de todo los adultos mayores improductivos, ¿qué opinan? Al mejor estilo de los economistas libertarios, queda claro que una de las más grandes inversiones de los Estados es en las pensiones, ¿y pensiones a quién?, a gente que ya no produce nada, una verdadera blasfemia para el neoliberalismo. Con tantos seres improductivos, ¿dónde va a parar la sagrada ecuación costos-beneficios?

Pero qué casualidad, qué gran casualidad!!, los únicos que mueren son los viejos y cuánto más viejos más mortalidad, qué casualidad, esta pandemia liquida a los viejos y los jóvenes no tienen problema.

En neoliberandia hay un montón de grupos sociales que sobran, directamente derrumban la ecuación costos-beneficios. Por eso, la maximización de la ecuación señala, en neoliberandia, la necesidad de comenzar con una limpieza, porque, si no, la bendita ecuación se va al demonio. Y esta limpieza tiene a los viejos como objetivo fundamental, porque las pensiones y jubilaciones son uno de los “gastos” más grandes que tienen los Estados. Y fíjense que son gastos totalmente improductivos, porque no hay ningún rendimiento. Un gasto enorme y un beneficio cero. Además, para peor, los viejos tienen muchas enfermedades, que también originan enormes gastos para el Estado. Y como si esto fuera poco: la esperanza de vida crece y el trabajo informal aumenta[1], un cóctel fatal para quienes adoran como a un dios la maximización de las ganancias.

¿Es descabellado, entonces, pensar que esta pandemia está vinculada a los intereses del comando neoliberal global? Saquen sus propias conclusiones.

Les dejó aquí un tema de mi último libro[2], muy relacionado con lo que acabo de señalarles, que debe preocuparnos cada vez más: la negación del derecho a la información de los pueblos:

Los monopolios mediáticos niegan el derecho a la información de los pueblos

No es posible dudar hoy de que los medios de comunicación, que han sido monopolizados por los sectores dominantes en el planeta, impiden el “derecho” a la información de los pueblos.

¿Cómo lo hacen?:

  • Arman la agenda de comunicación pública de acuerdo a los intereses de los sectores dominantes.
  • Controlan totalmente el debate público.
  • Impiden que las voces críticas y discordantes de los sectores populares y progresistas de la ciudadanía encuentren un espacio para manifestarse.
  • Mediante la agenda arbitraria, el control y la censura encubierta, “desinforman” a la población, con lo cual le niegan su derecho a una información veraz e imprescindible para participar democráticamente en la sociedad y el mundo.
  • Son, cada vez más, los principales opositores a los gobiernos que intentan mejorar la distribución de la riqueza, la igualdad social y la disminución de la pobreza en la región y el mundo.
  • Quieren hacernos creer, engañando a la población, que su control por parte del Estado (que es del pueblo, aunque no esté administrado directamente por él) les niega la “libertad de expresión”, cuando lo que realmente hace es regular la “libertad de empresa”.

Pero quizás lo peor no esté aquí, sino en quienes consentimos que esto ocurra, en quienes “naturalizamos” una situación que es completamente antinatural, en quienes aceptamos que nos oculten lo que pasa, nos creen realidades a la medida de sus intereses de poder, nos mientan y nos manipulen. Es suma, “naturalizar” como medios informativos normales, lo que en realidad es una mafia mediática, configura un enorme peligro para la sociedad argentina.

¿No creen que seguir soportando pasivamente esta situación es un suicidio?

  1. Tengamos claro que las pensiones y jubilaciones se financian con el trabajo formal.
  2. Ver: Los monopolios mediáticos niegan el derecho a la información de los pueblos, página 219 en: Lens, José Luis (2018) “Nosotros somos los que estábamos esperando”. Si los pueblos no se hacen cargo de la política, son las oligarquías las que se hacen cargo de los pueblos. Buenos Aires: VI-DA TEC Editores.

José Luis Lens

Doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación. Actualmente, Profesor Titular de la Cátedra de Educación Popular en la FCH-UNCPBA y Profesor Adjunto de Ciencias Políticas en la UBA-CBC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *